Este poemario es un recorrido en el camino de la vida por el estado de ánimo utilizando el lenguaje de los sentimientos a través de los caminos de la piel, donde impregno cada escrito de emociones pasadas o por venir pero siempre con un hilo de esperanza, resumiendo el caminar por la vida, dejándome parte de mi plumaje en cada esquina.

Recorriendo el estado de ánimo desde el mismo suelo hasta las rodillas dolidas y finalmente en las huellas que me llevan a continuar, cierto o no, por el camino acertado o el final del mismo pero siempre hacia delante, nunca descanso menos cuando caigo.