No es una novela al uso, más bien es un relato novelado basado en hechos acecidos durante el reinado de Alfonso VIII y su esposa Leonor de Plantagenet, en el que el protagonista, Alonso, nacido en Huete en el siglo XII, nos narra acontecimientos vividos por él como el intento de conquista de su ciudad por el Califa almohade Yacub Yusuf ben al-Muminin en 1172, el largo asedio y conquista en 1177 de la ciudad de Cuenca por las tropas castellanas, pensamientos y desilusiones de aquellas, los conocimientos del mundo árabe sobre los cristianos…, y otros anteriores: la mayoría de edad del joven Alfonso, su coronación, la llegada a Castilla de doña Leonor de Plantagenet  y su boda con el ya rey Alfonso VIII. La descripción de Burgos, la capital del reino, la de Huete y la impresión, tan extraordinaria al ver, por primera vez, encaramada sobre un farallón rocoso, la ciudad de Cuenca, describiéndola. Los nacimientos y muertes de los infantes castellanos, la entrada triunfal a Cuenca, las nuevas construcciones (catedral de Cuenca y Toledo…), e igualmente su vida anterior y durante el tiempo que estuvo al servicio de la reina Leonor, siendo muy crítico con algunos aspectos y hechos de aquella sociedad, con sus luces y sombras.